Foto de Thomas Kelley en Unsplash

Los educadores y las instituciones pueden aprovechar las oportunidades que ofrecen los medios digitales para reforzar enfoques centrados en los estudiantes y ayudarlos a alcanzar su máximo potencial. En este sentido, el marco de DigCompEdu subraya las posibilidades que ofrecen los medios de comunicación digitales para aumentar la accesibilidad y la inclusión, la diferenciación y la personalización, así como la participación activa de los estudiantes y hacerles más responsables de sus propios procesos de aprendizaje.

Sin embargo, también es esencial asegurarse de que no se crean ni se empeoran las barreras de acceso, las lagunas de competencias u otras formas de desigualdad con el uso de la tecnología en educación. Lejos de ser neutrales, las tecnologías son siempre el resultado de determinadas opciones de diseño que arrastran las opiniones y prejuicios (ya sean conscientes o inconscientes) de las personas que las han creado (sexismo, racismo o inclinaciones ideológicas).

Por lo tanto, es fundamental que los educadores sean conscientes de las múltiples implicaciones (sociales, económicas, políticas, etc.) subyacentes a los medios digitales para que puedan tomar decisiones razonadas a la hora de incorporar tecnología en su práctica docente. No obstante, es igual de importante dar a los alumnos la capacidad de convertirse en usuarios críticos de las TIC para que puedan reconocer y entender las posibles ramificaciones que conlleva la adopción de tecnologías dentro de sus ecosistemas digitales de aprendizaje y en otros ámbitos.

Actividades

Esta entrada también está disponible en: Inglés Italiano