Métodos de aprendizaje colaborativo basados en TIC

Lectura

El aprendizaje colaborativo anima y permite a los estudiantes trabajar y aprender juntos a la hora de estudiar y analizar un tema determinado, solucionar un problema, realizar una tarea o crear un proyecto. Apoyarse en las TIC para llevar a cabo dicho trabajo colaborativo conlleva varias ventajas, ya que no solo puede facilitar la realización de ciertas actividades colaborativas, sino que también permite a los estudiantes trabajar de forma colaborativa, incluso cuando se encuentran en distintos lugares y trabajan con diferentes horarios. Además, el trabajo colaborativo apoyado por TIC permite practicar algunas habilidades esenciales del siglo XXI como, por ejemplo, la colaboración, la comunicación y la creación de conocimientos. Tal y como declaró Tony Bates recientemente, si queremos que nuestros estudiantes «ganen con las tecnologías digitales» necesitamos darles un montón de oportunidades para «aprender en un entorno digital» y, en este sentido, el aprendizaje colaborativo apoyado por TIC tiene mucho que aportar.

Cuando se trata de elegir un método o herramienta adecuados para apoyar las actividades de aprendizaje colaborativo que has planificado para tus estudiantes existen unos cuantos aspectos que debes tener en cuenta. El primero es encontrar un método o herramienta que encaje bien con su actividad y que ofrezca la funcionalidad que necesita. También deberás tener en cuenta cuestiones relativas a la asistencia técnica y a la complejidad: ¿se trata de un método o herramienta fácil de utilizar? Si necesitaras una gran cantidad de asistencia técnica o de otro tipo: ¿está disponible?, ¿cuál es el coste del servicio o de la herramienta elegidos? Si los tienes, ¿cómo piensas cubrirlos tanto en la actualidad como en el futuro? Finalmente, dado que vivimos en un mundo en el que los datos confidenciales cada vez tienen mayor importancia, también deberás tener en cuenta la privacidad y la gestión de datos que deriven de la metodología utilizada y del uso que hagas de las diversas herramientas. Esta guía en línea ofrecida por JISC en el Reino Unido (actualizada en 2016) ofrece una gran cantidad de información sobre el uso de herramientas colaborativas en línea para reforzar la interacción. Lee con especial atención la parte en la que se habla de cómo definir los criterios de interacción.

Por último, a modo de ejemplo, el University College de Londres (UCL), en el Reino Unido, está promoviendo activamente el aprendizaje colaborativo apoyado por TIC en toda la universidad. Echa un vistazo a esta página web en la que encontrarás información sobre varios estudios de casos diferentes de todo el campus en los que se destacan distintos métodos de enseñanza y aprendizaje que se imparten gracias a la tecnología o bien cuentan con soporte tecnológico. ¡Puede que te ayuden a encontrar inspiración!

Vídeo

En este vídeo, Dylan Wiliam, profesor emérito de evaluación educativa en el University College de Londres, sostiene que todos los jóvenes deberían recibir oportunidades para utilizar y desarrollar estrategias de aprendizaje colaborativo a intervalos muy regulares para permitir que se logren los mejores resultados y el mejor rendimiento. (duración: 2:44 minutos)

Práctica

(tiempo esperado para completar la tarea: 1 hora)

Aquí puedes ver 3 enfoques de aprendizaje colaborativo útiles que deberías probar y tener en cuenta para que formen parte de tu oferta docente de e-learning.

  1. El trabajo cooperativo en parejas es una técnica diseñada para alentar a los estudiantes a compartir y debatir ideas acerca de un tema o problema en particular. Se puede utilizar para medir el nivel de comprensión conceptual, filtrar la información, sacar conclusiones y animar a los estudiantes para que estudien con sus compañeros. Básicamente se trata de poner a los estudiantes por parejas y pedirles que debatan sobre una pregunta compleja y, a continuación, informen al resto de la clase sobre sus conclusiones. Puedes encontrar más información sobre el tema aquí. Se pueden utilizar varias herramientas de TIC diferentes para apoyar esta actividad, tales como Padlet o Kahoot.
  2. Las redes de palabras son una técnica que se puede utilizar antes, durante o después de una clase, tanto de forma individual como en pequeños grupos. De forma resumida, la idea es tomar una palabra, concepto o problema y crear un mapa con todas las palabras relacionadas o conectadas con ella y, a continuación, agrupar u ordenar los distintos grupos de palabras seleccionadas. En este vídeo se explica muy bien este método. Puedes utilizar cualquier software de mapas mentales para poner en práctica esta técnica: echa un vistazo a MindMeister o Bubbl, por ejemplo.
  3. La resolución de problemas en voz alta y por parejas es un método que ayuda a los estudiantes a analizar problemas en profundidad juntándolos por parejas y alternando los papeles de solucionador de problemas y de oyente para hablar de forma detallada de un problema o un reto específico. Puede ayudar de verdad a que los estudiantes desarrollen tanto su habilidad para resolver problemas como la de escuchar. En este vídeo se ofrece un resumen completo de este método, así como varios consejos y sugerencias para aprovecharlo al máximo. Teniendo en cuenta la dinámica que sigue esta técnica es mejor utilizarla en directo. Respecto a las herramientas de TIC, elige un servicio de conferencia de vídeo o solo de audio como Skype o WhatsApp.

Escribe un artículo en el  EduHack Wall acerca de cuáles de los anteriores métodos se ajustan mejor a tu labor docente y cómo los pondrías en práctica.

Recursos Adicionales

  • En este episodio de una de sus conocidas publicaciones, Tony Bates, se centra en los fundamentos de la tecnología educativa y te ayuda a diseñar tu propio marco para poder analizar los diferentes dispositivos y recursos que puedes usar.
  • Cathy Davidson proporciona referencias útiles y algunos recursos que te pueden ser útiles para lo que ella describe como «aprendizaje activo» o «pedagogía comprometida, centrada en el estudiante o radical»: merece la pena que le eches un vistazo aquí.
  • En este artículo, el personal académico de la Universidad del Norte de Texas describe sus experiencias de colaboración docente. Al tiempo que informan sobre las oportunidades de colaboración en línea que crean en sus aulas digitales, también hablan de su experiencia relativa al trabajo en grupo, al diseño pedagógico, a la gestión del tiempo y al fomento del interés de los alumnos en el contexto del aprendizaje colaborativo (en línea).
  • Puedes echar un vistazo a este MOOC: «Action learning for inclusion«.

Otras dos técnicas que puede que quieras probar son:

  • Round Robin, con la que a los estudiantes, trabajando en grupos pequeños de 3 a 5 personas, se les hace una pregunta a el que responden rápidamente.
  • Role-play (juego de rol), una técnica que se utiliza con regularidad en la enseñanza presencial, pero que también resulta muy útil en e-learning.

Esta entrada también está disponible en: Inglés Italiano